Domingo, 30 de septiembre de 2012

Con un llamado a la unidad y al trabajo para reconstruir Vallarta desde el aspecto financiero hasta sus calles y aplicar una veda en el otorgamiento de licencias para construcción en la montaña, Ramón Demetrio Guerrero Martínez, tomó posesión como presidente municipal.
La convocatoria para trabajar en unidad “ y sacar a Puerto Vallarta del bache en que se encuentra” también fue extensiva a los diputados y al Gobernador del Estado.
La administración de Guerrero Martínez no se convertirá en una cacería de brujas, pero sí se van a denunciar los actos de corrupción, dijo el ahora Presidente Municipal ante un numeroso grupo de vallartenses que se congregaron desde las ocho de la mañana en el teatro al aire libre “Aquiles Serdán”, ubicado frente a la presidencia municipal.
Criticó el munícipe a la administración saliente que deja una deuda  pública de más de mil 200 millones de pesos, además una nómina de tres mil 800 trabajadores, número que inclusive supera al del ayuntamiento de Guadalajara, que es el primer municipio del Estado.
“No seré tapadera de nadie y no habrá censura”, dijo Guerrero Martínez, al señalar que él continuará despachando en el edificio de la presidencia municipal ubicado en el centro de la ciudad y no en la Unidad Municipal Administrativa que fue construida por la administración saliente, encabezada por Salvador González Reséndiz.
El gobierno municipal va a trabajar más y costará menos a los ciudadanos; además será un gobierno de rendición de cuentas, austero, ágil, eficiente, activo y certero, dijo.
Entre los asistentes al evento hubo reclamos para los regidores salientes por el abandono en que se encuentra la ciudad, y en varias ocasiones se interrumpió la sesión solemne de ayuntamiento cuando se mencionó el nombre de Salvador González Reséndiz, para en una sola voz gritar en múltiples ocasiones: “fuera”.
En representación del Congreso local asistió el diputado Abraham González Uyeda. Ernesto Espinosa Guarro, secretario del Trabajo tuvo la encomienda de representar al Gobernador Emilio González Márquez.
También estuvieron presentes los diputados locales Rafael González Pimienta, padre del munícipe saliente y Juan José Cuevas García.
Al finalizar la reunión, en la pantalla gigante se transmitieron testimonios de vallartenses que criticaron el estado en que se encuentra la ciudad en materia de baches, inseguridad y servicios públicos municipales en general.


Publicado por yelapa @ 18:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios