Domingo, 11 de septiembre de 2011

Detienen a cuatro sujetos presuntos autores del robo de campanas en iglesias de El Pitillal en Puerto Vallarta y al encargado de un negocio de compra y venta de chatarra que adquiría las piezas de metal y las cortaba para enviarlas a la fundidora, por cada kilogramo de bronce  pagaba 55 pesos.

 Entre los detenidos por la policía porteña se encuentra un joven de 16 años de edad de nombre Manuel,  junto con Luis Armando Colmenares Ventura, de 19 años; Víctor Manuel Luján Langarica, de 18; Roberto Ángel Colmenares, también de 18, y Juan Carlos Colmenares Ventura, de 30. Sobre el vendedor de chatarra, Luis David Rivera Ávalos, este último fue detenido en el negocio ubicado en el número 170 de la calle Benemérito de las Américas, en la Colonia Valentín Gómez Farías.

La detención de estos sujetos se logró gracias a la denuncia que presentó una mujer propietaria de un negocio también de compra de chatarra. Ella denunció que una persona se encontraba en su negocio tratando de venderle un fragmento de campana. Cuando los policías llegaron, aseguraron a quien dijo llamarse Filiberto Camacho de la Cruz, de 36 años de edad, de oficio carpintero, quien inicialmente dijo que el trozo de campana lo había encontrado tirado, y,  al ver que era bronce, decidió llevarlo a vender.

En el momento en que fueron asegurados los jóvenes, un agente  municipal fue agredido y golpeado en múltiples ocasiones en la cabeza; fue necesario que acudieran otros policías para controlar la situación.

Estos jóvenes dijeron que en el local de chatarra de la colonia Valentín Gómez Farías habían vendido las campanas por 55 pesos el kilogramo.

 Al presentarse en el lugar, los uniformados encontraron dentro de una camioneta Jeep Cherokee, con placas de circulación JHR6440, varios fragmentos correspondientes a campanas y dos piezas completas. En el sitio se aseguró a quien dijo llamarse Luis David Rivera Avalos.

El pasado martes, cuando se tenía conocimiento de cuatro campanas robadas, la catequista del templo de la Virgen de Talpa, ubicado en la colonia Loma Bonita,  Beatriz Mendoza Pérez, declaró que cada campana puede ser vendida hasta en tres o cuatro mil pesos por el contenido de bronce; pero que en realidad llegan a costar más de 20 mil pesos.

Para saber

La denuncia


Desde hace aproximadamente dos semanas, la comunidad católica de los templos ubicados en las colonias 12 de Octubre, San Nicolás, Lomas de San Nicolás, Cañadas y Volcanes, entre otras, reportaron la desaparición de al menos siete campanas, algunas con pesos superiores a los 80 kilogramos. Los robos se registraban en la madrugada, cuando los templos se encontraban solos y cerrados. Desde el inicio, tenían la sospecha de que los ladrones se llevaban las campanas para fundirlas o venderlas como chatarra.

Por lo anterior, un grupo de mujeres se dio a la tarea de buscar las campanas en depósitos de compra de fierro viejo, hecho que culminó con la detención del carpintero Filiberto Camacho de la Cruz y dio pauta a la localización del domicilio donde se encontraban los otros presuntos involucrados.


Publicado por yelapa @ 10:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios