Lunes, 16 de agosto de 2010

El proceso de privatizaci?n de los terrenos adyacentes al mar en la costa de Jalisco avanza a pasos agigantados. Y con ?l, la apropiaci?n, de facto, de las playas a favor de particulares, en especial, por desarrolladores tur?sticos, vulnerando as? su calidad de ?propiedad de la naci?n? y en consecuencia, su car?cter p?blico.

Seg?n las estad?sticas m?s recientes de la Secretar?a de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), 82 por ciento del litoral enclavado entre boca de Tomates, al norte, y r?o Marabasco, al sur, est? concesionado en manos privadas, lo que de jure no significa que se pueda impedir el acceso las playas, pero en los hechos, es lo que aplica.

La tendencia es que esa apropiaci?n aumente, pues los inversionistas est?n cambiando aceleradamente el perfil social de la regi?n: en esa din?mica est?n metidos todos los ejidos y comunidades ind?genas que est?n adoptando el ?dominio pleno? ?la propiedad privada? como r?gimen para vender sus parcelas lindantes con la zona federal al mejor postor, lo que se est? dando de forma abrumadora en Cabo Corrientes y Tomatl?n. En otros casos ?Tenacatita, El Palmito, Chalacatepec? hay conflictos agrarios que se han ido resolviendo a favor de peque?os propietarios que regresan tras a?os de posesi?n de ejidatarios; otros m?s son terrenos de peque?a propiedad que no impidieron en el pasado el libre acceso a las playas, pero ahora lo hacen con la llegada de compradores cuyas reglas en relaci?n con el resto de la sociedad son distintas.

?Cu?les son las principales playas p?blicas que quedan en la costa de Jalisco? Considerando la exclusi?n, hace doce d?as, de la popular playa de Tenacatita, en La Huerta, donde un amplio desalojo no exento de violencia, respaldado por la Direcci?n Estatal de Seguridad P?blica, borr? medio siglo de ocupaci?n del asentamiento a la orilla de la playa; los datos, municipio por municipio en la entidad, recabados entre distintos actores, son, de sur a norte, como sigue:

Cihuatl?n conserva libre la mayor parte de la playa de la bah?a de Navidad-Melaque y de Cuastecomates; se han privatizado las playas de la pen?nsula de La Culebra ?en conflicto con Colima?, y El Tamarindo, mientras est? en disputa El Palmito entre la comunidad agraria de Emiliano Zapata e intereses ligados al megadesarrollo de Roberto Hern?ndez, ex due?o de Banamex.

En La Huerta, la principal playa todav?a libre es La Manzanilla, una vez clausurada Tenacatita; tambi?n permanecen El Tecu?n y de forma parcial Chamela y Punta P?rula. El resto ya est? privatizado: Boca de Iguanas, Piratas, Cuixmala, Careyes, Careyitos, Teopa, Tepeixtes y San Andr?s, entre ellas. Tanto Chamela como Punta P?rula en este momento viven el proceso y pronto se sumar?n a los espacios de playa restringidos al p?blico como ya sucede en otros lugares.

En Tomatl?n, la privatizaci?n avanza en los ejidos Morelos y Campo Acosta (megadesarrollo Chalacatepec), la comunidad ind?gena de Tomatl?n (venta a Sierra Vallarta con desalojo violento de ejidatarios en la zona de Pe?itas, en 2008), La Gloria (vendi? a inversionistas espa?oles), El Hotelito Desconocido, Agua Dulce y San Carlos, ?ste ?ltimo, en conflicto con un presunto comprador estadunidense. Como playas p?blicas se mantiene el extenso pero poco id?neo para el turismo play?n de Mismaloya ?excepto El Hotelito Desconocido? y algunos sistemas de esteros como majahuas y una parte de Agua Dulce, adem?s de la peque?a propiedad de ?ngela Castillo y el ejido El Portezuelo.

Cabo Corrientes est? inmerso en los cambios de tenencia de la tierra y la fuerte presi?n de desarrolladores y corredores de bienes ra?ces. En el primer tramo del municipio, de sur a norte, se tienen los ejidos La Boquita, Vistahermosa e Ipala, donde las transmisiones de parcelas han sido a nivel interno. Luego se llega a Villa del Mar y L?pez Mateos, donde la corredora Golden ha adquirido decenas de derechos ejidales y hay ventas a diversos desarrolladores. All? unas cuantas caletas concentran la visitaci?n p?blica, pues predomina el mar abierto.

?En Villa del Mar ha habido fuerte tr?fico de propiedades, desde lotes frente al mar hasta parcelas completas; el ejido distribuy? parcelas a lo largo de litoral para que todos los ejidatarios tuvieran frente de playa [?] en Tehuamixtle y Maito, se da el tr?fico irregular; parece que la Golden les ofrece algo de entrada y les paga en abonos a los ejidatarios, con apoyo en capitales espa?oles?, se?ala un conocedor del proceso.

En el caso del ejido Aquiles Serd?n, se acaba de acordar por asamblea la venta de todas sus tierras, hacia lo cual tambi?n caminan los ejidos Morelos y Naranjitos.

As? se llega a las comunidades ind?genas. La del Refugio de Suchitl?n tiene quince kil?metros de litoral ya al interior de la bah?a de Banderas: Punta Corrales, Tabo, Tabito, Tecomata. Hay actualmente un proceso de desincorporaci?n en la comunidad, est?n divididos por las ofertas de inversionistas y de Golden. Finalmente, la comunidad de Chacala, que m?s que privatizaci?n, enfrenta el fen?meno del rentismo en las playas de Pizota, Yelapa, Malag?itas, Quimixto, Las ?nimas, La Troza? as? se llega a Boca de Tomatl?n y Mismaloya, playas parcialmente p?blicas en medio de decenas de construcciones que se apropiaron del litoral, fen?meno muy com?n en Puerto Vallarta, con algunas playas abiertas como Los Muertos y Boca de Tomates, hasta el l?mite del estado con Nayarit.

Seg?n informaci?n p?blica de la delegaci?n Jalisco de la Semarnat, 1,238 usuarios tienen el control sobre 280 kil?metros del litoral (P?blico, 7 de septiembre de 2009), lo que significa que pr?cticamente 82 por ciento del espacio de las playas tiene ?due?os? de facto, aunque la dependencia insiste en que se trata de terrenos s?lo susceptibles de aprovechamientos, a condici?n de que se respete el car?cter p?blico y no se restrinja por tierra ni por mar el libre acceso de las personas. Eso no sucede en la inmensa mayor?a de los casos.

Si usted va a la costa?

Y no tiene una membres?a en alg?n desarrollo de lujo como El Tamarindo o los ?ngeles Locos de Tenacatita, ni grandes recursos qu? gastar para hospedarse en Grand Bay o El Hotelito Desconocido, puede intentar ejercer su derecho constitucional en m?s de 30 playas existentes en la regi?n, a riesgo de que no haya una autoridad dispuesta a garantiz?rselo. La otra opci?n es visitar las siguientes playas ?libres?:

En Cihualt?n, la bah?a de Navidad-Melaque, aunque hay espacios de los que se han apropiado algunos hoteles y restaurantes, o la peque?a bah?a de Cuastecomates, al norte.

En La Huerta, La Manzanilla garantiza una buena visita sin restricciones, pero ya no puede ingresar a Tenacatita, la playa m?s popular. Algunas playas ?privatizadas? se pueden alcanzar por medio de lanchas desde los esteros, como es el caso de Boca de Iguanas. Puede ir a El Tecu?n o visitar todav?a diversos puntos de la alargada bah?a de Chamela, que est? en proceso de privatizaci?n, as? como en Punta P?rula.

En Tomatl?n, el extens?simo play?n de Mismaloya, de casi 70 kil?metros, aunque es mar abierto y embravecido, es ideal para apreciar las arribazones de tortugas.

En Cabo Corrientes, requiere de m?s tiempo y paciencia, pero alcanzar? por tierra algunas caletas todav?a abiertas al p?blico en general, como Tehuamixtle o Punta Corrales; en el caso de bah?a de Banderas, las hermosas playas comunales s?lo son accesibles por lancha o yate.

En Puerto Vallarta es posible visitar Boca de Tomatl?n y Mismaloya, si bien, hay espacios privatizados en toda la parte sur, donde el paisaje es espectacular por la convergencia de la sierra y el mar. Otra opci?n es la popular playa de los Muertos y la misma Boca de Tomates, al l?mite municipal con Nayarit.


Tags: Playas, Importantes

Publicado por yelapa @ 16:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios